Un cineasta al que no le gusta sentirse cómodo

E23101417. JPG MORELIA, Mich. Film Festival/Festival de Cine-Morelia.- El director Rigoberto Perezcano presentó este jueves la película “Carmín Tropical”, que cerró la sección oficial competitiva del Festival Internacional de Cine de Morelia. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Yadin Xolalpa/RML

Rigoberto Perezcano es un cineasta oaxaqueño nacido en Zaachila. Su formación en el mundo del cine inició tras haber dirigido varios documentales. En 2011 fue becario de Rockefeller MacArthur Ford para escribir el guión del proyecto Carmín Tropical. Norteado, su primer largometraje de ficción, participó en la edición 14 de Cine en Construcción, en el marco del Festival de Cine de San Sebastián.

¿Cómo ves el cine actual en México?
El cine mexicano goza de gran salud y no es ahora, sino desde hace varios años, te podría decir que desde hace 10, 15 años el cine mexicano tiene una salud y una fuerza muy importante, no solamente en México, como país, sino a nivel internacional.

El cine mexicano es una de las cinematografías más importantes. Siempre diré que el gran problema que tiene el cine mexicano no es ni sus realizadores, ni su cinematografía, no es la academia, ni sus críticos, es la distribución, mientras no haya una distribución sólida, mientras no se rompa ese candado de ciertos exihibidores pueden solamente tener esas películas y ese cine a unprecio, que como está la economía mexicana, muy caro, el cine mexicano siempre va a fracasar y me parece que es una alcancía sin fondo, puesto que estamos hablando de que muchas de las películas que son premiadas internacionalmente, son películas que se hicieron con el dinero público y mientras no haya una recuperación, no va a haber ningún interés por seguir produciendo y seguir viendo cine, creo que el gran conflicto y en el cual el cine mexicano, y sobre todo los legisladores, diputados, senadores, tendría que preocuparse es por el hecho de encontrar un mecanismo en el cual se pueda generar espacios y mejores lugares.

da47b01Como creador, ¿cuál es el principal conflicto al que te enfrentas al momento de hacer cine?
Es una cuestión de madurez, como persona, como cineasta me gusta mucho generarme retos personales, saber que no estoy haciendo una fórmula, que no quiero continuar haciendo algo que sé que puede funcionar en festivales, me interesa mucho más ese riesgo que me provoca el escribir algo que desconozco, el saber que me está generando un conflicto porque no sé hacia dónde voy, pero sobre todo saber cuál va a ser la situación y la relación que yo debo tener con mi trabajo.

¿Tienes proyectos en puerta?
Sí, estoy escribiendo mi tercer largometraje.

¿Cómo es tu proceso para pasar de la escritura a la imagen, a lo visual, sin perderte?
Es un poco extraño porque para mí una película surge a través de ciertas imágenes que estoy viendo, ciertos elementos, ciertas personas, ciertas pinturas, ciertas fotos y me dicen para dónde quiero ir y cuál es el camino que quiero emprender para poder escribir, me queda claro que de repente ya sé básicamente cuál es la idea que quiero trabajar y profundizo a un nivel que desconozco, insisto, me gusta mucho tomar temas que no he sabido de ellos, que me generen un aprendizaje y, sobre todo, me generen un reto como escritor y como director, y es ahí donde estoy encontrando una línea que me gusta, si ves Norteado, si ves Carmín Tropical y si ves la siguiente peli no se van a parecer, y seguramente voy a hacer una cuarta, que ya la estoy pensando, y que no tiene nada que ver con esas tres y me va generar un problema mucho más grande y eso es realmente lo que me llena, creo que es una adrenalina muy extraña de no sentirme cómodo en la escritura, ni en el set, sino sentir que estoy aprendiendo, que estoy descubriendo esto, que es la cinematografía.

Foto a color: El Universal / Foto blanco y negro: Leticia Zwittag.

About Leticia Zwittag

Comunicóloga, escritora, excolaboradora de La Mosca en la Pared, fotógrafa. Fanática de NIN, fiel lectora de Ray Loriga y Frédéric Beigbeder. Ama los gatos y los alfajores.