Instrucciones para Esperar, La desilusión de la esperanza de Caín Coronado

instrucciones

Instrucciones para Esperar, La desilusión de la esperanza de Caín Coronado, obra ganadora del Certamen 20 de Noviembre 2014 en la categoría de Dramaturgia, obra inspirada en Esperando a Godot de Samuel Beckett plantea la espera en situaciones políticas adversas y nos hace preguntarnos: ¿Qué esperamos exactamente? ó ¿A quién?

A través de 4 actores en escena vemos diversos cuadros  donde se expone la  esperanza; tomando como figura central al político Andrés Manuel López Obrador, la obra hace un recorrido por su carrera desde el intento de desafuero y va cuestionando a cuatro personajes (que funcionan como un espejo para el espectador) que siguen esperando su “llegada”. Mediada por el idealismo y la ciencia, la espera se pone sobre la mesa y busca generar una reflexión en el espectador sobre la situación de nuestro país.

¿Cómo surge esta obra, cuales son estas Instrucciones para Esperar?
Una de las imágenes, para mi que fue reveladora, yo estaba yendo a la ciudad de México a tomar un taller todos los sábados, en uno de estos camiones de compras, que te dejan en el Zócalo y yo tenía que ir al Centro Cultural Helénico, entonces como llegaba bien temprano caminaba a hasta Insurgentes para tomar el trolebús y fue cuando la primera toma de Reforma de López Obrador, y un día fue sintomático, me tocó ver a dos viejitas sentadas, y dije –son los dos personajes de Esperando a Godot en Paseo+ de la Reforma -. Y cuando sucedió lo del 2012, cuando las segundas elecciones y estaba ya más activo políticamente como ciudadano, fue cuando volví ¡y claro!, a este hombre lo seguimos esperando, y lo vamos a esperar en el 2018 y no va a llegar y lo vamos a seguir esperando, entonces a partir de ahí se fue construyendo toda la idea. Obrador es nuestro Godot, filosóficamente hablando y de ahí trabajamos el texto, no es una obra para decir que crean en López Obrador y mucho menos, sólo es un punto de partida y orden cronológico que nos ayuda mucho. El desafuero, la candidatura, el fraude, compra de elecciones y con eso le damos un leitmotiv a la obra.

¿Cómo fue el proceso de la escritura, del texto? Cuando empecé a escribir, si era la idea escribir un manualito para ¿qué hacer para esperar? Y se alejaba demasiado de Samuel Becket, y no me terminaba de comenzar, y entonces retomé la estructura de Esperando a Godot que es básicamente dos actos que se van repitiendo y se van manteniendo como pequeñas variaciones y fui haciendo eso, una estructura que se repetía, básicamente no existen los personajes de la obra, y lo que está casi todo el tiempo es la pareja, y se la pasan jugando y vamos viendo una serie de personajes que están esperando y tienen sus apartados, sus juegos pero que siguen esperando a López Obrador.

¿Dónde ocurre la puesta en escena?
Todo sucede dentro de una alberca. También todo surge de esperando a Godot, nunca definí dónde sucede pero la imagen siempre era como desierto y un árbol, y entonces había cosas que yo decía, bueno, en San Luis el dicho siempre es que lo único que nos falta es mar, y yo decía agua, en lugar de desierto démosle la vuelta y cómo jugamos con el agua y regresando con Obrador me acordé de sus playas artificiales en la Ciudad de México y dije –¡Ahuevo una alberca inflable!-

About Óscar Ramírez