Álex de la Iglesia, menos drama y más comedia

Álex de la Iglesia cuenta con una amplia trayectoria como creador, entre sus películas destacan El Día de la Bestia (1995), Perdita Durango (1997), Muertos de risa (1999), La comunidad (2000), 800 balas (2002), Crimen ferpecto (2004), Los crímenes de Oxford (2007) y Balada triste de trompeta (2011).

En entrevista, el reconocido director nos habla de su nueva cinta y de ese elemento tan recurrente en sus producciones: la comedia.

¿Cómo se dio la participación de Salma Hayek en La chispa de la vida?
Por Salma, yo tuve la suerte de que a Salma le gustara mucho el guión, sino no hubiera podido contar con una actriz de esa envergadura, Salma es una actriz internacional, tiene muchísimas películas en proceso y que consiguiera hacer un hueco para hacer la mía es un honor y una suerte. Le gustó mucho el guión, me llamó, gracias a Penélope [Cruz], le preguntó “¿qué tal el gordo éste con gafas?” y Penélope le dijo “es buen tipo, puedes hacer una película con él”, gracias a eso trabajamos juntos y ha hecho que la película no solamente sea mejor por su labor, por su papel que levanta muchísimo la película, para mí es el corazón de la película y también porque Salma Hayek es una gran cineasta, es una mujer que sabe mucho de cine, tiene una productora, conoce el negocio perfectamente y sobre todo sabe cómo contar una historia, entonces, no solamente me ayudaba con su papel, sino que me ayudaba a que la película fuera mejor, discutimos muchos y normalmente no soy una persona que se deje influir por los demás, pero cuando alguien tiene razón hay que dársela y Salma mejoró mucho el papel no solamente porque me diera miedo llevarle la contraria, porque es una mujer de gran carácter, sino porque sabía convencerme con mucho cariño.

Hablando del proceso de hacer una película, ¿cuál fue el mejor y el peor momento de esta cinta?
Es que son el mismo, el peor y el mejor momento siempre son el mismo, el momento en el que más angustiado estás, está lloviendo, los actores están pasando un frío atroz, son las 6 de la mañana, todo el mundo se quiere volver a casa y en ese momento hay que hacer la secuencia más complicada, en ese momento en que estás realmente angustiado notas quién está contigo y quién está contra ti, descubrir que los actores lo están dando todo y descubrir que Salma es capaz de todo para sacar la secuencia adelante y dice “vamos a hacer otra, vamos a hacer otra”, hasta que conseguimos que la secuencia sea mejor de lo que nos imaginábamos es un momento mágico y es también el mejor.

Siendo la comedia un elemento muy recurrente en tus películas, ¿hay algo que sea imprescindible tomar en serio?
La comedia. Creo que lo más serio del mundo es el humor porque el humor hay que llevarlo con rigor, hay que obligarse a uno mismo a utilizar el humor como herramienta, no solamente como escudo ante los problemas, sino como acicate para la vida, creo que el humor es lo mejor que nos ha dado Dios, aparte de otra cosa, para sobrellevar la vida. De todas formas, humor y amor en el fondo son lo mismo, yo creo que en la vida hay humor, amor y terror, con esas tres cosas funciona todo, con la combinación de esos tres elementos.

¿Cómo trabajas a tus personajes para que queden precisamente con ese toque de humor, sin convertirse en una parodia de sí mismos?
Porque los personajes en la historia viven una tragedia, no se ríen de lo que ocurre, sufren lo que ocurre y entonces el humor se genera en la situación, no son los personajes los que están viviendo una situación graciosa, todo lo contrario, luchan por su vida y en esa lucha es cuando el espectador que está fuera descubre lo humorístico en ello, es cuando de pronto dices “de esto no me debería reír porque ellos están sufriendo” y cuando notas ese pequeño obstáculo, ésa es la espoleta que hace explotar la bomba del humor. Reírte en una situación cómica no tiene valor, no me interesa la comedia blanca, la valoro, me divierte, pero como director lo que me gusta es hacer que mis personajes sufran como en la vida, para encontrar en el espectador ese momento de humor y darse cuenta de que cualquier situación, por muy dramática que sea, puede ser vivida de una manera divertida, darle la vuelta a las cosas, eso lo puedes hacer en el cine, en la vida es más complicado.

¿Cuál es tu película mexicana favorita?
Las películas que hizo otro español en México, mis películas favoritas son las películas de Buñuel, pero tengo que decir que las películas que más me gustan que he visto en el cine mundial son mexicanas. Una de mis películas favoritas es El Ángel Exterminador, el cine mexicano de Don Luis Buñuel para mí es el mejor cine que he visto.

About Leticia Zwittag