El Retorno del Poeta Vagabundo: Fusión de ideas y atmósferas para compartir

El Retorno del Poeta Vagabundo, banda formada por Diego Castillo (batería), Víctor H. Cárdenas (bajo) y Daniel Castillo (guitarras y voz), presenta su primer disco homónimo. Sus integrantes platicaron con Rockat sobre música, inspiración y propuestas…

El Retorno del Poeta Vagabundo… ¿Cómo surge este nombre?
Hace tiempo que veníamos manejando la idea del continuo retorno, de lo cíclico (a partir de la lectura del libro El Mito de Sísifo, de Albert Camus); se fueron desarrollando otras ideas pero, y sonará trillado, fue a través de un sueño que el nombre surgió: en este sueño un personaje misterioso, ataviado con una capa, entraba a una especie de taberna antigua y la gente inmediatamente se sentaba en torno a él, para escuchar lo que tenía que contar después de mucho viajar –a la vieja usanza de los trovadores medievales–. Siempre viajando y siempre regresando, traficante de historias y vivencias. Así, con ideas superpuestas, el nombre de El Retorno del Poeta Vagabundo representa la idea de que siempre se tiene algo que contar, en nuestro caso a través de la música; pero el Poeta Vagabundo no somos exclusivamente nosotros, los que formamos el grupo, es todo aquél que se tenga algo que decir, algo que expresar, sin miedos, sin prejuicios.

En su música resaltan los ambientes, ¿qué pretenden lograr en el escucha a través de este recurso?
La presencia de largos episodios musicales en nuestras canciones puede ser atribuido a la influencia del rock progresivo en nuestra música; sin embargo, también consideramos que nos gusta dar tiempo a que cada tema se desarrolle, se vaya construyendo poco a poco, fusionando las ideas que se expresan en las líricas con las armonías. Los ambientes, atmósferas, nos permiten generar un vínculo con el escucha, generarle sentimientos, pulsiones, y uno que otro bostezo, potenciando así el aterrizaje de las ideas que buscamos compartir.

La literatura los inspira, ¿qué autores o libros influyeron en su disco?
Vaya, difícil pregunta. ¿No se vale responder que la Biblia azul o el libro aquél de Carlos Krauze, verdad? Las canciones de este primer disco oficial se desarrollaron a lo largo de muchos años, tal vez la más vieja se compuso por allá de 2001. Por lo tanto, tendría que decirte que fueron muchas las lecturas y autores que nutrieron este material, como síntesis vivencial de estos años. Podríamos mencionar autores como Henry Miller, Isabel Allende, Milan Kundera, Octavio Paz, Juan Rulfo, José Saramago, Balzac, Bukowski, Leonora Carrington, J. Emilio Pacheco, Julio Cortázar. En la beta poética, en este proceso creativo, nos hemos sentido más asimilados y cercanos a la vertiente latinoamericana: Pablo Neruda, Mario Benedetti, Rubén Darío, Gabriela Mistral, entre otros.

¿Cómo combaten la “prostitución artística”?
Hablemos de nuestro contexto. No es un misterio que el medio comercial musical de nuestro país obedece a ciertos intereses, generalmente vinculados a la masificación y la ganancia. Dichos intereses establecen parámetros (estereotipos) a los que los grupos o intérpretes deben ajustarse: música digerible y pegajosa, mensaje superficial, imagen por encima de talento. El Poeta Vagabundo, como muchos otros grupos a lo largo de los años, más que pelear con esta escena que nos parece altamente plástica (sin generalizar, por supuesto), busca aportar su grano de arena a la consolidación de una escena alternativa, en donde las ideas y propuestas, el arte en sí y no el dinero, sean las que vertebren el proceso creativo. Una escena que busque reivindicar el valor del rock en todas sus expresiones y vertientes, pero que, además, busca dar valor justo a la tarea de los músicos, productores, medios y demás actores que componen esta escena. Dejar atrás actitudes de “tocamos por un trago”. Ésa es nuestra humilde lucha: no asimilarnos a la maquinaria y perder nuestra esencia a costa de reflectores, aunque el mantenernos en la escena nos cueste inevitablemente más trabajo y esfuerzo.

¿Cómo describirían el espectáculo sonoro que ofrecen?
Sin duda alguna, podemos decirte que no somos unos virtuosos musicales. Tratamos de hacer canciones que caminen en esa delgada línea entre lo experimental y lo altamente digerible, por ello en alguna ocasión un amigo nos vacilaba diciéndonos que nosotros tocábamos pop-gresivo (el término, si habláramos de nuestras finanzas también podría ser pobrecivo). Intentamos cierto grado de complejidad y que éste se perciba tanto en las armonías como en las letras. Buscamos decir algo. Sin embargo, creemos que lo que mejor describiría al grupo en el escenario es energía, compromiso y mucha honestidad y amor por la música.

¿Qué propone la banda para darle un giro a la escena musical en México?
Cuando surgió el grupo (aprox. hace 7 años) no estábamos aún en presencia de un gran fenómeno: el exponencial crecimiento del mundo de las comunicaciones y la red, lo cual ha generado una increíble y positiva apertura de medios, de alternativas al duopolio de las comunicaciones a nivel nacional. El intercambio a nivel local y global de ideas y propuestas es avasallante y altamente motivante. Creo que la consolidación de este medio para el posicionamiento de un escena alternativa, en donde no quepa la intolerancia, la discriminación ni los prejuicios, en donde el arte y la creación marquen el camino, en donde es necesario que se generen opiniones que se trasladen de lo musical a otros ámbitos de la vida cotidiana (política, educación, economía), ésta es la tarea que todos los grupos que conformamos esa escena tenemos. Y esa tarea sería francamente estéril sin la labor de medios electrónicos como ustedes, que brindan valioso espacios de expresión y difusión. Creemos que se ha hecho mucho, pero que aún hay un largo y sinuoso camino por andar. El Poeta Vagabundo camina sin parar.

¿Cuáles son las tendencias artísticas que influyen en su música?
Siempre hemos buscado ser individuos receptivos a cualquier expresión artística, aunque en determinados momentos o contextos nos inclinemos por alguna expresión en sus diferentes tendencias o corrientes. Creemos que el disco que estamos presentando en estos momentos tiene mucho de reflexión existencialista, mucho introyección y una grano de locura. Sin embargo, los temas que estamos montando buscan de alguna forma romper un poco el caparazón, poner en la mesa propuestas vinculadas a la situación real que acontece en nuestro entorno, alzar la voz. Consideramos esto es parte de la condición polifacética del ser humano, por ello cualquier vertiente artística es bien recibida.

En términos de géneros musicales, reconocemos ampliamente influencias que van desde el rock clásico y del metal de los 60 y 70 (Beatles, Led Zeppelin, Queen, Sabbath, Iron Maiden), pasando por los grandes exponentes del rock progresivo inglés e italiano (Génesis, Yes, Pink Floyd, Le Orme, Banco del Mutuo Socorsso), bandas contemporáneas como Radiohead, Rage Against the Machine, Screaming Headless Torsos, hasta llegar a géneros como la trova y el canto nuevo. Nuestros puntos de referencia en México son grupos como Real de Catorce, Cabezas de Cera o intérpretes de la talla de Rockdrigo González, entre otros.

Para ustedes, ¿qué es la música?
No sólo es un medio de expresión y catarsis, un canal por el cual dejamos fluir todo aquello que nos conforma como personas, como miembros de una cultura y una sociedad. También es una responsabilidad, una bandera que debemos cargar por pesada que sea, que así como busca simplemente entretener, también tiene la obligación de comunicar, denunciar, ayudar a aliviar el dolor, dar voz. La música es una forma de vida, en todos sentidos. No nos imaginamos sin música, es el aire que respiran nuestros intoxicados pulmones.

About Leticia Zwittag