Un trance adrenalínico

Carmen Costa acaba de lanzar su disco homónimo. El álbum fue producido por Martin Thulin (Los Fancy Free) y editado por Intolerancia Discos. La banda está formada Manú Charritton, detrás del micro y la guitarra; Ralph Casta, en la batería; Paz Destefano, con sus estridencias guitarreras de vieja escuela, y Marco Chavez, haciéndose cargo de las graves sonoridades del bajo.

Gracias a la magia de Internet, que rompe las barreras de la distancia, Rockat entrevistó a Manú Charritton, quien nos platicó un poco sobre este proyecto musical.

¿Cuál fue el elemento que los conquistó de ese emblemático personaje llamado Carmen Costa, como para basar en él su concepto como agrupación?

El nombre de la banda combina lugares y personas: una mujer, una costa y varios países. Carmen Costa es nuestro álter ego. Hubo dos datos curiosos a la hora de elegir el nombre. El primero, ella falleció justo cuando pusimos el nombre a la banda y, el segundo, la primera canción que cantó Carmen fue una versión de “Cielito Lindo” adaptada al portugués. Yo viajé muchísimo a Brasil antes de venir aquí, y estuve a muy poco de vivir allá. Nuestro bajista si vivió en Brasil.

Carmen Costa es su álter ego como banda, ¿cómo se expresa ese álter ego?
Carmen Costa nos representa como grupo. Es el término en el cual confluyen las canciones.

Al combinar nacionalidades crean un sello distinto, musicalmente hablando ¿cómo definen dicho sello?
Rock en español, con tintes de rock inglés, algunas influencias argentinas y un sonido entre los años noventas y setentas. Quien dice que hasta destellos de música italiana, ya que nuestro guitarrista tiene descendencia napolitana.

¿De qué hablan sus canciones?
De experiencias extremas, buenas y malas. Todos estamos frente a esas situaciones a diario y hay quienes eligen evitarlas y otros vivirlas. Carmen Costa vive las experiencias extremas, para luego transformarlas en sonido.

Desde su perspectiva, ¿qué es lo mejor y lo peor del rock nacional?
Lo mejor es que está en crecimiento. Han nacido muchas bandas en los últimos años con tendencias bien diferentes. Eso empieza a dar opciones al público, que cada día es más exigente. Lo peor, que las tendencias de afuera afectan demasiado a los grupos y se pierde un poco la identidad y originalidad, aunque creo que con los años eso podría mejorar.

Al escuchar su primer sencillo “Fuera de Estación” pensé, irremediablemente, en Cerati, ¿esta similitud es incidental o planeada?
Esa canción a mí me remite más a grupos ingleses que a él, pero tanto Cerati, Charly García y los Babasónicos son referentes musicales argentinos de la banda, por lo que es normal escuchar cercanías musicales con ellos.

Su sangre nueva, como banda, ¿de qué manera nutre al rock ya existente?
Tenemos una forma única de ver las cosas, letras y metáforas con un buen contenido y profundidad, y hay un interés artístico en la música. Carmen Costa tiene algo que decir, y eso siempre es un aporte que tarde o temprano es apreciado.

Si el surgimiento de Carmen Costa fuera un cuento, ¿de qué género sería? ¿Horror? ¿Fantástico? ¿Drama?

Sería algo así como la Historia sin fin, menos naïve y un poco más violento.

A futuro, dentro de la historia del rock, ¿cómo les gustaría que la banda fuera recordada?

Como una banda que dio representación a una generación joven que no se conforma, ni siente que no todo da igual.

Finalmente, ¿qué podemos encontrar en Carmen Costa que no encontraríamos en ningún otro grupo?
El disco te puede atrapar y llevarte a un estado alterado fuera del aquí y ahora. En vivo, una experiencia de trance adrenalínico.

Más información sobre este grupo en www.carmencosta.net y myspace.com/carmencostaband.

Escucha su primer sencillo “Fuera de Estación”:


Fotos: Guille Prat.

About Leticia Zwittag