Luz Silenciosa

luz-silenciosaAdmito que no soy fan de Carlos Reygadas, su ópera prima, Japón, me pareció tan difícil de digerir que estuvo a punto de resultar indigesta. No fue hasta que decidí verla como un “todo”, como un cuadro surrealista que pude apreciar, algo del genio que todo el mundo cacareaba.

El año pasado tuve la suerte de tomar un curso con el poeta Francisco Hernández, la admiración que le tengo ya vivía en mí desde antes, pero se enardeció después de tenerlo sentado a mi lado durante una semana, dos horas diarias. Todos sus consejos los atesoro e intente seguirlos, sólo uno se me había escapado… “vean Luz Silenciosa, es poesía en movimiento”.

Le había dado largas a este consejo, a pesar de que la película llegó sin pedirlo a mis manos.

El maestro es maestro por algo. Poco importa que sea la primera cinta rodada en un dialecto alemán que sólo se usa en algunas pequeñas comunidades de menonitas, tampoco fue necesario hacer hincapié en las estrictas y raras costumbres religiosas. Es básicamente una historia cotidiana de infidelidad, envuelta en un mullido diálogo poético visual, zurcido con silencios. Este filme toca fibras que en nuestro vertiginoso modo de vida, llegamos a ahogar en palabras.

Luz Silenciosa
(México-Francia-Paises Bajos-Alemania 2007)
Dirección y guión: Carlos Reygadas
Fotografía: Alexis Zabe
Con: Cornelio Wall, Miriam Toews, Maria Pankratz
Duración: 145 minutos
Distribución en México: Mantarraya Producciones

About Elizabeth Villeda